Polémica en Ecuador por corrupción en la preventa de petróleo a Petrochina

0

Un nuevo escándalo petrolero se desató en Ecuador. Primero, los Panama Papers obligaron a la Fiscalía a actuar en contra de Álex Bravo, quien fue gerente de Petroecuador, la empresa petrolera estatal, y que actualmente se encuentra detenido por supuestamente haberse beneficiado de contratos con Petroecuador a través de empresas offshore de su propiedad y de sus familiares. Pero una nueva revelación de Diario El Universo volvió a encender la polémica.

Read this text in English:
Click

Los documentos filtrados del estudio panameño Mossack Fonseca (MF) revelan que en la primera venta anticipada de petróleo que hizo la estatal Petroecuador a Petrochina International Co. Ltd., en julio del 2009, existieron comisiones para empresas privadas a razón de un dólar por barril; es decir, USD 70 millones.

En esas empresas participan los ecuatorianos que ayudaron en la negociación de la preventa, Vidal Enrique Cadena Marín y Jaime Baquerizo Escobar.

Bajo esta primera venta anticipada, Petrochina entregó USD 1000 millones a Petroecuador, a dos años plazo y a 7,25% de interés anual. A cambio, Petroecuador se comprometió a entregar 69,12 millones de barriles durante ese periodo, a razón de 2,88 millones de barriles mensuales.

Según los esbozos en hojas membretadas de MF, Petroecuador le entrega el crudo a Petrochina y esta a su vez a Castor Petroleum Ltd., que pasó a manos del Gunvor Group Ltd., multinacional petrolera.

De acuerdo con estos apuntes, Castor Petroleum pagaría la comisión de un dólar por barril a los ecuatorianos “por única ocasión” a través de Waterway Petroleum Ltd. Esta compañía transportadora de petróleo también forma parte del Grupo Gunvor.

El pago, según los esquemas, se recibiría a través de la offshore Eston Trading Ltd., con sede en Nevada y que era administrada y representada por MF, por pedido de Jaime Baquerizo Escobar. Esta comisión de un dólar consta en las facturas que emitió Eston Trading.

Los hermanos Jaime y Juan Baquerizo Escobar son contratistas petroleros que manejan Oil Services&Solutions S.A. (OSS). Según los Papeles de Panamá, la compañía de Juan Baquerizo, Arkdale Investments (Bahamas), firmó un acuerdo para que una offshore panameña, cuyo representante era el exgerente de Petroecuador Álex Bravo, sea su agente en Sudamérica. Entre 2011 y 2016, OSS se benefició con 15 contratos con Petroecuador por USD 30,3 millones.

El costo de la creación de Eston Trading Ltd., según los registros de MF, fue pagado en julio del 2008 por Naparina Corp. S.A., a través de su cuenta del HSBC Bank de Nueva York. Naparina Corp. S.A. ha sido la empresa emblemática de Vidal Enrique Cadena Marín, involucrada en otras controversias. Además, el exasambleísta Cléver Jiménez y su asesor Fernando Villavicencio han denunciado a Cadena como el trader petrolero detrás de las preventas de crudo con Petrochina.

Casi un año después de la activación de Eston Trading, en julio del 2009, el presidente de Petroecuador, el vicealmirante Luis Jaramillo Arias, firmaba el contrato 2009-433, de venta anticipada de crudo, con el representante de Petrochina, Zhang Tao. Este negocio se enmarcaba dentro de un convenio de alianza estratégica acordado entre las dos petroleras, en enero de ese mismo año. El convenio tiene una duración de cinco años y podrá ser renovado automáticamente. El documento completo no se ha hecho público.

Un dólar por barril
De acuerdo con los Papeles de Panamá, una parte de la comisión de Eston Trading Ltd. se repartiría a las empresas ecuatorianas OSS, de los hermanos Baquerizo, y a Naparina Corp. S.A., de Enrique Cadena Marín.
La mayor parte, 80 centavos por cada dólar, iría a Livingston Financial Corp., una firma con sede en Dubái (Emiratos Árabes Unidos). En los apuntes de Mossack Fonseca se indica que Cadena y Baquerizo también son los beneficiarios de Livingston, solo que usan a esta firma para recibir las comisiones en Estados Unidos.

Eston Trading fue administrada por la fiduciaria Mossfon Trust, cuyos ejecutivos se encargaban de manejar su cuenta en el Banco Panameño de la Vivienda (Banvivienda). En los archivos de Panamá consta la reunión de la junta de accionistas de Eston Trading, el 20 de abril de 2009, en la que se le otorga un poder a Jaime Baquerizo Escobar para que realice acuerdos comerciales, pero solo durante un mes. Este poder es el que permitiría a Baquerizo firmar un acuerdo para que Livingston Financial Corp. fuera su “agente”, a cambio de una comisión de 80 centavos por cada barril de petróleo.

Asimismo, Eston debía firmar otro acuerdo con Waterway Petroleum Ltd. para justificar el pago de un dólar por barril. Estos documentos no se llegarían a formalizar, pero Baquerizo presentó un borrador con el nombre de Néstor Tarira como representante de Waterway Petroleum y que forman parte de los Papeles de Panamá.
Néstor Tarira es gerente y socio de un bar en Guayaquil, cuya razón social es Galascorp, empresa de la que Jaime Baquerizo fue socio hasta el 2010. Tarira aparece también como gerente de la comercializadora ETL Eston Trading Limited S.A. La Superintendencia de Compañías en Ecuador la disolvió, por no presentar balances desde su creación, en el 2010.

Baquerizo tampoco presentó pruebas que acrediten a Navarrete ni a Tarira como representantes de las empresas Livingston ni Waterway.

Los ejecutivos de MF y del Banvivienda, donde Eston tenía la cuenta de ahorros, comenzaron a preocuparse y a insistir en la formalización de documentos. Baquerizo había asegurado que el negocio era de venta de equipos petroleros, mas no de comisión por intermediación de crudo.

Share.

About Author

Comments are closed.